lunes, 4 de junio de 2012

GUANTES DE LATEX, ALERGIAS ALIMENTARIAS Y MANIPULADORES DE ALIMENTOS

Como os he contado alguna vez, llevo ya dos años impartiendo clases de Higiene de Manos, en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya (H.Carlos Haya, H.Materno-Infantil y H.Civil), 18 ediciones no más ni menos.
El caso es que en este post me apetecía aunar la importancia de la higiene correcta de las manos y el caso concreto de los manipuladores de alimentos.


Cuando llevamos a cabo ciertas actividades, tanto en el ámbito sanitario como en el de los alimentos, necesitamos que nuestras manos estén correctamente higienizada, y esto lo vamos a lograr llevando a la práctica una serie de medidas sencillas como es la higiene de manos con agua y jabón (si están visiblemente sucias o por ejemplo hemos ido al aseo) o mediante el uso de soluciones hidroalcohólicas, con las que en tan solo 20 segundos podemos eliminar microorganismos de nuestras manos de forma segura.

A menudo se tiende a sustituir la higiene de nuestras manos por un par de guantes, con lo que estamos cometiendo un tremendo error. Además, si estos son de látex hemos de recordar que hay muchos personas alérgicas a este producto y tendremos que tomar ciertas precauciones.

Si manipulamos alimentos con guantes de látex, las proteínas del látex pueden migrar a los alimentos manipulados con ellos y causar reacciones alérgicas, incluso shocks anafilácticos a personas sensibilizadas al látex que lo ingieran. 

Hemos de ser conscientes del peligro que supone, para las personas alérgicas al látex, que el manipulador de alimentos, en algún punto de la cadena alimentaria, haya tocado con los guantes el alimento que luego se ingerirá. El peligro está en que hay un alérgeno en el alimento, oculto en él, y cuando la persona sensibilizada al látex lo ingiera va a desencadenar una respuesta alérgica, PELIGROSA. 

Hay un vacío legal en relación al uso de guantes en manipulación de alimentos, pues en la actualidad ni se tiene en cuenta el material del que deben estar hechos los guantes para manipularlos, ni se habla del uso de estos… menos se considera el peligro de la migración de proteínas del látex a los alimentos… (Reglamento (CE) nº 852/2004  del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios; Real Decreto 202/2000, de 11 de febrero, por el que se establecen las normas relativas a los manipuladores de alimentos; y Directiva 89/109/CEE del Consejo de 21 de diciembre de 1988 relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con productos alimenticios.)

Es cierto que el uso de guantes es necesario en muchas circunstancias… pero no siempre es así. Lo que se recomienda en caso de hacer uso de ellos es:

  • Preparar las manos para su colocación: limpias previamente, secas e hidratadas. Sin anillos, joyas, uñas largas, uñas pintadas… Nunca los guantes sustituyen a la higiene de manos, que se realizará tantas veces como sea necesario.
  • Para cada preparación y actividad usaremos unos guantes diferentes, y en ese cambio lavaremos nuestras manos.
  • Que sean de colores llamativos, para que si caen en el alimento, se diferencien de él y podamos estar alerta.


Las alergias hay que prevenirlas y... nunca mejor dicho, la del látex, está en nuestras manos…